Repetición instantánea: 108va. edición de las 500 Millas de Indianapolis

Compartí este artículo

Un verdadero clásico, sin dudas.

Piense en esto: solo ha habido cuatro pases en la última vuelta para ganar las 500 Millas de Indianápolis en los 108 años de historia, y ahora Josef Newgarden, del Team Penske, los ha ejecutado en carreras consecutivas.

El pase por el carril externo de Newgarden a Pato O’Ward de Arrow McLaren en la curva 3 de la última vuelta recordó su adelantamiento a Marcus Ericsson hace apenas un año. Esta vez, sin embargo, Newgarden no tuvo que cruzarse en la recta principal para mantener a raya al quien venía segundo.

El drama tampoco se limitó al frente del pelotón. Esta versión de “El mayor espectáculo de las carreras” contó con 649 pases en pista, la mayor cantidad desde 2017. Un récord de 16 de los 33 pilotos lideraron la competencia.

Se esperaba que hubiera una cantidad excesiva de historias interesantes en esta carrera, y las 200 vueltas las proporcionaron. Repasemos:

Un inicio complicado

El día comenzó con un retraso climático de cuatro horas, que en realidad fue más largo dado el anuncio de que las tribunas se despejarían a las 11:15 am en previsión de condiciones climáticas adversas, incluidos rayos. Las actividades previas a la carrera se llevaron a cabo a ambos lados de la larga pausa, lo que supuso un comienzo de día inusual.

Cuando comenzó la carrera, se hizo lenta de inmediato por una bandera amarilla en la primera vuelta cuando el novato de Meyer Shank Racing, Tom Blomqvist, hizo un trompo en la curva 1. Ericsson, que había terminado primero y segundo en las últimas dos carreras, y su máquina Andretti Global quedaron involucrados y en la lucha que siguió se produjo un contacto entre Callum Ilott de Arrow McLaren y Pietro Fittipaldi de Rahal Letterman Lanigan Racing que puso fin a la carrera de este último.

El auto del novato de Chip Ganassi Racing, Marcus Armstrong, comenzó a humear durante esa primera amarilla y su carrera terminó oficialmente después de seis giros. En la vuelta 27, los autos de Katherine Legge (Dale Coyne Racing) y el novato Linus Lundqvist (Chip Ganassi Racing) también estaban fuera.

El día difícil de Larson

El más afectado por el retraso climático fue Kyle Larson, el campeón de la NASCAR Cup 2021 quien intentaba convertirse en el primer piloto en una década en competir en las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge en el Indianapolis Motor Speedway y en la Coca-Cola 600 de NASCAR en el Charlotte Motor Speedway el mismo día. No sucedió porque Larson nunca dio una vuelta en la carrera de autos stock debido al inicio tardío en Indianápolis y las inclemencias del tiempo que azotaron a Charlottle justo cuando llegó.

Ese no fue el único problema de Larson. En el segundo reinicio en la vuelta 9, estar en la marcha equivocada le costó el impulso que llevó a que seis autos lo adelantaran en la curva 4. El piloto de Arrow McLaren perdió dos posiciones más en la siguiente vuelta, lo que fue una caída del sexto al 14 en las posiciones. Eso generó más trabajo del que necesitaba el novato con tantos autos corriendo a un ritmo similar.

Al entrar en boxes en la vuelta 131, Larson excedió el límite de velocidad y se vio obligado a cumplir una penalización de drive-through. Había pasado la mayor parte de ese segmento en sexto lugar y estaba en quinto lugar en la vuelta antes de esa parada. La penalización lo dejó en el puesto 22 del orden y una vuelta menos. Más tarde recuperó la vuelta, pero terminó 18vo.. Fue nombrado Novato del Año tras clasificarse en quinta posición y liderar cuatro vueltas.

Diferentes estrategias en juego

Con poco más de 50 vueltas para el final, los pilotos estaban trabajando en tres estrategias de combustible en un intento por ganar la carrera. Scott Dixon de Chip Ganassi Raicng estuvo entre los más afectados por el accidente de Will Power en la curva 1 en la vuelta 147.

Dixon, ganador de las “500” de 2008, había hecho su penúltima parada en la vuelta 141, lo que le daba una ventaja de cuatro vueltas sobre O’Ward y un colchón de 11 vueltas sobre Newgarden. Como mínimo, Dixon podría haber ido a toda máquina al final, mientras que los dos primeros clasificados probablemente habrían necesitado conservar combustible.

A pesar de la prematura bandera amarilla, Dixon terminó tercero, lo que le dio nueve resultados entre los cinco primeros en 22 carreras. Mejoró 18 posiciones desde su punto de partida y las 12 vueltas que lideró elevaron el récord de su carrera a 677. El seis veces campeón de la NTT INDYCAR SERIES rompió un empate con Tony Kanaan y ahora ha liderado este evento 16 veces en su trayectoria.

Otros perjudicados por la bandera amarilla a raíz del incidente de Power fueron Conor Daly de Dreyer & Reinbold Racing y Sting Ray Robb de AJ Foyt Racing. Si la carrera hubiera permanecido verde durante todo el tiempo, ambos podrían haber competido por terminar entre los cinco primeros. Así las cosas, Daly lideró 22 vueltas, Robb 23, y terminaron 10mo. y 16to., respectivamente. Sólo Scott McLaughlin del Team Penske (66 vueltas) y Newgarden (26) lideraron más vueltas.

Aquellos con grandes días

Por supuesto, sólo puede haber un ganador, y la angustia de no ser ese piloto fue más evidente en la reacción de O’Ward después de la carrera. Pero hubo varios, además de Newgarden, que seguramente quedaron satisfechos con su actuación.

El Team Penske logró su vigésima victoria, ampliando su récord, y McLaughlin lideró las primeras 66 vueltas de su carrera en Indy. Newgarden le dio al dueño del equipo, Roger Penske, su segundo triunfo consecutivo sin precedentes después de Helio Castroneves en 2001 y 2002.

Arrow McLaren deseaba más para Larson, pero O’Ward y Alexander Rossi terminaron segundo y cuarto, respectivamente. Ilott terminó 11mo., el mejor de su carrera en “500”. O’Ward ha terminado entre los seis primeros en cuatro de sus cinco carreras y estaba a punto de hacerlo también el año pasado, antes de estrellarse en la vuelta 193 luchando por el segundo lugar. Rossi terminó quinto, quinto y cuarto en las últimas tres carreras, lo que le dio resultados entre los cinco primeros en seis de sus nueve competencias, incluida la victoria en 2016. Terminó segundo en 2019. El problema de Rossi al final de la carrera fue la falta de combustible. en el segmento final. Su última parada se produjo en la vuelta 169, mientras que otros pilotos que culminaron entre los seis primeros se detuvieron entre las vueltas 171 y 173.

Alex Palou, de Chip Ganassi Racing, volvió a tener un buen día, pasando del puesto 14 al quinto lugar final. El dos veces campeón de la categoría ha logrado cuatro resultados consecutivos entre los 10 primeros y tendrá una ventaja de 20 puntos sobre Dixon para el Gran Premio Chevrolet Detroit presentado por Lear de este fin de semana (mediodía ET, USA Network, Peacock, INDYCAR Radio Network).

Santino Ferrucci, de AJ Foyt Racing, no fue una amenaza para ganar la carrera al final, pero su octavo puesto amplió su racha de resultados entre los 10 primeros a seis.

Christian Rasmussen de Ed Carpenter Racing fue el piloto novato con mejor resultado en el 12do. lugar. El campeón de INDY NXT by Firestone del año pasado estuvo en el centro de la escena, mostrando el talento que llevó a Ed Carpenter a contratarlo. Su compañero de equipo, Rinus VeeKay, terminó noveno, lo que le dio resultados consecutivos entre los 10 primeros y tres de esos resultados fueron en los últimos cuatro años.

Los pilotos novatos siempre esperan ganar la mayor experiencia posible, y Kyffin Simpson de Larson y Chip Ganassi Racing se unió a Rasmussen para completar las 200 vueltas.

NBC Sports también tuvo un gran día ya que la audiencia en todas las plataformas aumentó un 8 por ciento a 5,344 millones. La emisora ​​obtuvo 6,46 millones en los últimos 15 minutos de la carrera.

Texto original: Curt Cavin, indycar.com

Resumen de pruebas: Indy NXT Milwaukee

Veinte pilotos de la INDY NXT by Firestone se prepararon para las Milwaukee 100 del 31 de agosto próximo realizando pruebas el miércoles 12 de junio en el histórico Milwaukee Mile.