Voces del paddock: Ferrucci continúa con la revitalización de Foyt en Indy

Compartí este artículo

Por segundo año consecutivo, Santino Ferrucci puso un auto de AJ Foyt Racing en el Firestone Fast Six. Ferrucci clasificó su No. 14 Homes For Our Troops Chevrolet con un promedio de cuatro vueltas de 232.692 mph (374.4 km/h), lo suficientemente rápido como para luchar en el sexto lugar entre los 33 autos en la edición número 108 de las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge.

Ferrucci está confiado en que partiendo allí puede llegar a la victoria. «Me siento bastante bien de cara al lunes (la práctica)», dijo Ferrucci.

En mayo pasado, Ferrucci clasificó cuarto y terminó tercero, liderando 11 vueltas y convirtiéndose en el segundo piloto de AJ Foyt Racing en este siglo en liderar las “500” en el icónico No. 14 Chevrolet. Esa movida provocó una revitalización en la organización en el Indianapolis Motor Speedway que aún perdura.

«Es genial representar a AJ Foyt Racing», dijo Ferrucci. “Estos muchachos no se dan por vencidos, no importa lo pequeño que seas. Se trata de atención al detalle y eso es todo lo que les decimos a estos muchachos. Hay un proceso a seguir”.

Ferrucci dijo que él también es parte de ese proceso. Como piloto, señaló que su función es alcanzar cada marca en la pista, cada vértice de curva y más. Todo cuenta. Confía en el equipo que lo rodea y espera hacer magia el 26 de mayo con la esperanza de lograr su primera victoria en la NTT INDYCAR SERIES y la primera victoria de AJ Foyt Racing en las “500” desde la de Kenny Brack en 1999.

«No me siento mal por mi clasificación», dijo Ferrucci. “Eso es todo lo que podría pedir. Pusimos el auto en el show. Eso es lo único que importa es el próximo domingo”.

Ferrucci llegó cinco veces entre los 10 primeros en la misma cantidad de intentos de las 500 Millas de Indianápolis, incluidos tres resultados entre los seis primeros en los últimos cuatro.

Power segundo otra vez

Por primera vez desde 1988, el equipo Penske arrasó con la primera fila. Esta vez, para la edición número 108 de las 500 Millas de Indianápolis. Sorprendentemente, Power hizo esa premonición el 20 de abril, después de su segunda posición en la grilla de partida en el Gran Premio Acura de Long Beach.

Casi un mes después, su revelación profética se hizo realidad.

Pero él no fue quien levantó el trofeo del NTT P1 ya que clasificó segundo con 233.917 (376.3 km/h) en su No. 12 del Verizon Business Team Penske Chevrolet. Su compañero de equipo Scott McLaughlin obtuvo la pole con un promedio de 234.220 (376.8 km/h) en el No. 3 Pennzoil Team Penske Chevrolet, siendo la marca más rápida en la historia de las “500”.

Esta es la tercera vez que Power se clasifica en el medio de la fila 1 para las esta competencia, y la tercera vez en las últimas cuatro carreras de esta temporada de la NTT INDYCAR SERIES que largará desde el segundo lugar.

Sin embargo, la desesperación de Power por ganar un premio NTT P1 para las 500 Millas de Indianápolis está disminuyendo, ya que dijo que cree que parecería no estar destinado a ganar esta pole.

A pesar de conseguir un récord de 70 poles positione en la NTT INDYCAR SERIES, Power tiene 0 de 17 en la Indy 500.

«Sí, sigo consiguiendo segundos puesto este año, pero ya no estoy seguro de lograr esta pole», dijo. “Por alguna extraña razón, creo que es una de esas cosas en las que los dioses de las carreras dicen: ‘Sí, puedes tener el récord de la pole, pero ciertamente no conseguirás este’.

“Esa es simplemente la ironía de la vida. Como dije ayer, no es el fin del mundo si no lo hago. Es sólo una casilla para marcar. Es una buena. Obviamente, ganar la carrera es algo mucho más grande”.

Power ganó las 500 Millas de Indianápolis de 2018 y entra como favorito para la carrera del próximo domingo. Tiene tres segundos puestos en cuatro carreras esta temporada.

El australiano puede estar atrapado en una sequía de 32 carreras sin ganar, pero si sigue el camino que viene transitando, esa racha pronto se romperá. En ese lapso sin victorias, el piloto del Team Penske tiene siete segundos puestos, incluyendo tres en cuatro carreras esta temporada.

Rossi intenta equilibrar la mentalidad de Indy

Alexander Rossi tiene la distinción de ser el mejor clasificado fuera del Equipo Penske para la 108ª edición de las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge que se correrán el próximo domingo. Largará cuarto con el No. 7 Arrow McLaren Chevrolet con un promedio de calificación de 233.090 (375 km/h).

El trío del Team Penske arrasó en la primera fila con Scott McLaughlin siendo el único piloto en el grupo de 234 mph (376.5 km/h), mientras que Power, Josef Newgarden y Rossi fueron los únicos pilotos que lograron un promedio de 233 mph (374.8 km/h).

Siendo el piloto más rápido que no pertenece a Penske el sábado, ¿Rossi se centró en mejorar su programa con ajustes o dirigió el objetivo al Team Penske para lograr el premio NTT P1 un día después?

“Son ambas cosas”, dijo. “No creo que como organización pudiéramos haber obtenido nada más de lo que hicimos. Este lugar es la culminación de muchas cosas diferentes que resultan en el desempeño. Ciertamente no fue falta de esfuerzo”.

Rossi dijo que estaba decepcionado por tener que aceptar la victoria de Penske, pero su auto de «carrera» es tan bueno o mejor, que el de clasificación.

Rossi, el ganador número 100 de las 500 Millas de Indianápolis como novato, terminó quinto en sus dos últimas partidas en las “500” y tuvo seis resultados entre los 10 primeros en ocho intentos en total. La clasificación del domingo es el sexto mejor resultado de Rossi.

Legge demuestra que pertenece a las 500

Antes del Last Chance del domingo durante la PPG presents Armed Forces Qualifying, Katherine Legge fue una de los cuatro pilotos que compitieron por los tres últimos lugares para la 108ª edición de las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge.

Mantuvo sus emociones bajo control antes de subirse al No. 51 e.l.f. Cosmetics Dale Coyne Racing Honda rosa y negro. La británica dijo que estaba nerviosa como cualquier otro ser humano en ese momento, pero la ansiedad mientras esperaba para correr no fue tan abrumadora como esperaba.

Luego, durante su intento de clasificación, el coche se movió con fuerza en la última de las cuatro vueltas.

Pero no podía soltar el acelerador. Eso podría dejarla fuera de la carrera. “Honestamente, fue aterrador”, dijo.

Legge, de 43 años, dijo que ese movimiento errático contribuyó a las vueltas más estresantes que había dado en su carrera. Tuvo que concentrarse profundamente y asegurarse de que su pie permaneciera pegado al pedal del acelerador incluso cuando el auto intentaba salirse de control.

El alivio de entrar en la calle de boxes después de un promedio de clasificación de 230.092 (370.2 km/h) la dejó con emociones encontradas. Por un lado, los nervios que le faltaban al subirse al coche antes de la clasificación fueron sustituidos por un miedo puro. También se sintió aliviada de poder salir y respirar de nuevo.

Después de una extenuante espera de 40 minutos para saber si necesitaría hacer otro intento, el torrente de emociones fluyó con alegría. Legge estaba a salvo. No necesitaba regresar al cockpit.

Y tiene la esperanza de que la brillante exhibición de manejo al mando de un auto suelto e indómito le muestre al mundo que ella pertenece a las 500 Millas de Indianápolis.

«Si controlarlo y dominarlo no significa para el resto del mundo que pertenezco aquí, entonces no sé qué lo hace», dijo.

Rahal supera los problemas y entra en el show

Por segundo Mes de Mayo consecutivo, Graham Rahal participó en la Last Chance Qualifying. Pero esta vez logró entrar, clasificándose en el puesto 33 y último para la 108.ª edición de las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge, un año después de haber sido eliminado por su entonces compañero de equipo, Jack Harvey.

El copropietario de Rahal Letterman Lanigan Racing, Bobby Rahal, dijo que incluso con todos los avances que hicieron ens la organización desde la debacle de mayo pasado, notó la falta de velocidad con el Honda No. 15 United Rentals de su hijo en las prácticas hechas hace 72 horas.

«Hemos tenido problemas este fin de semana», dijo. «Hacia el final de esta semana, luchamos y parecía que no podíamos encontrar la clave de todo».

¿Este fin de semana dejó incompleto el “Plan de Recuperación de Indy”?

Rahal dijo que muchas de las cosas que hizo RLL durante el año fueron beneficiosas. El equipo acortó distancias con el “grupo élite”. Pero la experiencia de Rahal sabe que incluso mejorando la velocidad, los equipos deben lograr el equilibrio del chasis.

«Si la configuración no es del todo correcta, se anularán todas esas mejoras», dijo.

Rahal admitió que lo que faltó fue mejorar la puesta a punto para acelerar en lo recto. Dijo que Graham entraba en la curva 3 a 235 mph (378.1 km/h), mientras que los autos con motor Chevrolet alcanzaban las 241 mph (387.7 km/h). Ese déficit no se puede compensar en las curvas.

Llegar a la carrera le permitirá dormir mucho mejor el domingo por la noche.

«Estoy realmente aliviado», dijo. «Creo que añadió un par de años más a mi vida, pero me siento realmente aliviado».

Kanaan ayuda a Siegel

Kyle Larson ha predicado lo importante que ha sido Tony Kanaan para el desarrollo de su participación en la NTT INDYCAR SERIES, y ese conocimiento tambiénpasó a otro piloto novato el domingo: Nolan Siegel.

El jueves, Siegel hizo un trompo y tuvo un contacto frontal con la barrera SAFER de la curva 2 a bordo de su No. 18 Dale Coyne Racing Honda, deslizándose por la recta opuesta sobre la barra antivuelco. El accidente lo dejó atrás de todos.

Ocupó el último lugar entre los 34 pilotos entre los tiempos de vuelta individuales durante el “Fast Friday” con una velocidad máxima de 228.742 (368 km/h). Para el día inaugural de la PPG Presents Armed Forces Qualifying, Siegel volvió a ser último con un promedio de 228.841 (368.2 km/h) en las cuatro mejores vueltas. Entre los 74 intentos de clasificación, 70 terminaron en intentos completos de clasificación, siendo los tres primeros los más lentos.

Kanaan recibió el visto bueno de Arrow McLaren para cruzar equipos y fabricantes, de modo tal de brindarle al No. 18 Dale Coyne Racing Honda de Siegel orientación sobre cómo hacer para poder clasificarse. Existe una conexión entre Siegel y McLaren: el joven de 19 años conduce coches deportivos para United Autosports, propiedad del director general de McLaren, Zak Brown.

«Es fantástico tener a Tony aquí», dijo Siegel. “Hay mucha gente que ha estado dispuesta a ayudar y realmente lo aprecio. Hay tanta gente aquí que tiene tanta experiencia como Tony y gente así puede ser algo que se pueda poner sobre la mesa. Ya sea en lo que respecta a la conducción o al automóvil, simplemente tiene muchos conocimientos. Estoy realmente agradecido de que esté dispuesto a ayudar”.

Finalmente, Siegel se estrelló en los últimos segundos de su última carrera de clasificación en Last Chance Qualifying, lo que lo convirtió en el único piloto en quedar fuera de los 33. Aun así, dijo que esos intentos en el Last Chance fueron los mejores de todo el fin de semana. Desgraciadamente, empujó el coche más allá de los límites.

«No iba a ir a casa porque levanté», dijo sobre su accidente. «Aquí estoy.»

Notas y datos

  • El mariscal de campo de los Indianapolis Colts, Anthony Richardson, estuvo presente el domingo. Esta fue su primera visita al Indianapolis Motor Speedway.
  • Jeff Gordon, cinco veces ganador de las Brickyard 400 Miles y quien estuvo en el IMS este fin de semana, dijo que habló con el propietario del equipo Rick Hendrick sobre la intensa clasificación de Larson y dijo que ambos estaban disfrutando de las emociones de la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis. “Es una locura los altibajos. Estamos felices de que todo vaya bien. Tenía mucho que aprender y, sin embargo, lo está aplicando todo tan bien como uno podría imaginar”.
  • Gordon, es un partidario de Chevrolet desde hace mucho tiempo, marca con la que ha conseguido sus 93 victorias en la Nascar Cup, dijo que el dominio del motor en la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis ayudó a Larson en su debut en la SERIE NTT INDYCAR. Los autos con motor Chevy ocuparon los ocho primeros lugares en la parrilla de salida.
  • La primera vuelta de Larson en su clasificación para el Top 12, promediando 233.453 (375.6 km/h) superó el récord de Benjamin Pedersen del año pasado (233.297 mph/375.3 km/h) como la velocidad de clasificación en una vuelta más rápida para un novato.
  • Con seis clasificados novatos, la cantidad de pilotos en largar las 500 Millas de Indianápolis llega a 801.
  • El promedio de 231.943 mph (373.1 km/h) es el segundo más rápido en la historia de las 500 Millas de Indianápolis, detrás de los 232.184 (373.5 km/h) del año pasado.
  • Con la pole de McLaughlin es la décima vez que el No. 3 larga primero en la historia de las 500 Millas de Indianápolis. La última vez fue en 2010 con Helio Castroneves. El coche número 1 es el que más veces encabezó la grilla (13 veces).
  • El ganador de las “500” de 2022, Marcus Ericsson, sorprendió cuando levantó después de su tercera vuelta de clasificación durante su primera intento en el Last Chance, pensando que su secuencia de cuatro vueltas había terminado. Ericsson y Andretti Global devolvieron el No. 28 Delaware Life Honda a boxes e hicieron otro intento, clasificando con 230.027 (370.1 km/h) Ericsson asumió toda la responsabilidad por el error tras la clasificación.
  • La salida en séptimo lugar de Rinus VeeKay es la peor en cinco oportunidades. Anteriormente se clasificó cuarto, tercero, tercero y segundo.

Texto original: Eric Smith, indycar.com

Alex Palou y Scott Dixon buscan hacer historia en Le Mans

Siete pilotos que han participado en esta temporada en la NTT INDYCAR SERIES se han aventurado a Francia esta semana para participar en la carrera de autos sports más prestigiosa del mundo, las 24 Horas de Le Mans del 15 al 16 de junio.