Repetición instantánea: Honda Indy 200 en Mid-Ohio

Compartí este artículo

“Una verdadera victoria”, así describió Pato O’Ward el domingo en el Mid-Ohio Sports Car Course.

La interpretación obvia es que el destacado piloto de Arrow McLaren prefirió capturar por si mismo la Honda Indy 200 en Mid-Ohio presentada por el Civic Hybrid 2025 en lugar de recibir la victoria en el Firestone Grand Prix de San Petersburgo presentado por RP Funding seis semanas después, cuando Josef Newgarden del Team Penske fue descalificado.

Pero “verdadera” se puede aplicar en varios sentidos:

  • Fue la forma en que O’Ward y su equipo ejecutaron un undercut al líder de la carrera Alex Palou durante la segunda ronda de paradas en boxes, un golpe de 2,4 segundos que puso al Arrow McLaren Chevrolet Nro. 5 al frente por primera vez;
  • Luego, fue la calma y la precisión con la que el piloto mexicano de 25 años terminó la carrera de 80 vueltas con el actual campeón siguiendo cada uno de sus movimientos. Incluso frente al tráfico rezagado en las últimas vueltas, O’Ward no se equivocó al liderar las últimas 24 vueltas en el autódromo de de 2,258 millas (3.634 mts.) y 13 curvas.

Muy verdadero, en efecto.

La victoria elevó a seis el total de triunfos de la trayectoria de O’Ward, pero fue la primera vez desde la carrera del 24 de julio de 2022 en Iowa Speedway que su auto fue el primero en cruzar la línea de meta. En St. Petersburg en marzo, O’Ward fue el segundo en recibir la bandera a cuadros.

Por coincidencia, la fecha doble del fin de semana de carreras de INDYCAR en Hy-Vee en Iowa Speedway es la siguiente en el calendario de la NTT INDYCAR SERIES. O’Ward todavía tiene un gran déficit con respecto a Palou, pero 70 puntos no son demasiados para borrar en las ocho carreras restantes. O’Ward ha ganado dos carreras en pistas ovaladas en su aún joven carrera, dos más que Palou, por lo que tiene la confianza para usar las seis carreras ovales que aún restan esta temporada como trampolín hacia su primer título de la categoría. O’Ward se encuentra tercero en el campeonato.

También debe tenerse en cuenta que, si bien O’Ward tuvo un desempeño impresionante en la segunda mitad de la carrera del domingo, también fue el único piloto cerca de Palou en la primera mitad de la carrera.

En la vuelta 21, por ejemplo, O’Ward se encontraba a 5,6 segundos del piloto del Ridgeline Lubricants Chip Ganassi Racing Honda Nro. 10. El siguiente piloto más cercano era David Malukas, que estaba a 16 segundos del líder en su segunda carrera con el AutoNation/Arctic Wolf Meyer Shank Racing Honda Nro. 66. Cuando Scott McLaughlin llegó al tercer puesto con el Sonsio Team Penske Chevrolet Nro. 3, se sintió tan atrás de Palou y O’Ward que describió las vueltas que dio sin presión desde atrás como «una sesión de prueba».

La carrera del domingo será recordada por el duelo “verdadero” entre O’Ward y Palou, pero también hubo otras conclusiones interesantes.

El debut de la tecnología híbrida

No fue una primera salida perfecta, pero los beneficios del nuevo sistema de recuperación de energía fueron claros. Entre ellos: la capacidad de Romain Grosjean de reiniciar su Juncos Hollinger Chevrolet Nro. 77 sin asistencia al final de la carrera, una situación que en el pasado probablemente habría llevado a una bandera amarilla que hubiera puesto fin a la competencia. Grosjean pudo usar los supercondensadores híbridos para volver a encender su motor y regresar a la pista, y la carrera se mantuvo en verde mientras Palou seguía persiguiendo a O’Ward.

Además, resultó interesante el uso de caballos de fuerza adicionales por parte de los pilotos en la recta opuesta del circuito. El estrecho y sinuoso trazado de Mid-Ohio no tiene una gran cantidad de lugares para adelantar, pero ofreció lo suficiente para demostrar que esta tecnología solo agregará más intriga a las carreras en el futuro.

O’Ward señaló que si un piloto olvidaba utilizar la energía almacenada cuando estaba disponible, le costaba «perder una décima y media (de segundo) y tal vez un poco más».

El campeonato da otro paso

La actuación de Palou, sumada a los problemas de los principales aspirantes al título, Will Power y Scott Dixon, ha creado una ventaja de 48 puntos para el español.

El PNC Bank Chip Ganassi Racing Honda Nro. 9 de Dixon sufrió un problema eléctrico al comienzo de la carrera. Terminó último, lo que lo dejó en cuarto lugar del torneo, a 71 puntos del líder.

Power y su Verizon Business Team Penske Chevrolet Nro. 12 terminaron en el puesto 11 después de una semana en la que Power luchó contra algo similar a la gripe. Power sigue segundo en el campeonato, pero a 48 puntos de Palou, está casi una carrera por detrás de él.

Otros aspectos destacados

Una carrera solo puede tener un ganador oficial, pero seguramente varios pilotos salieron del evento con una perspectiva positiva.

McLaughlin pasó del sexto al tercer puesto. En cuarto lugar, Marcus Ericsson (Delaware Life Honda Andretti Global Nro. 28) logró su cuarto puesto consecutivo entre los 10 primeros desde que terminó último en las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge. El sexto puesto de Alexander Rossi con el Arrow McLaren Chevrolet Nro. 7 se sumó a su sólida temporada. Ahora tiene siete resultados entre los 10 primeros en nueve carreras.

Entre los novatos, el noveno puesto de Christian Rasmussen con el Guy Care Chevrolet Ed Carpenter Racing Nro. 20 fue el mejor resultado de su temporada de novato, y el debut de Toby Sowery en la serie resultó en un impresionante 14to. puesto final con el Global Karting League/Vuzix Honda Nro. 51 del Dale Coyne Racing.

Texto original: Curt Cavin, indycar.com

Voces del paddock: Ferrucci al ataque en Iowa

Santino Ferrucci fue el protagonista de la Hy-Vee Homefront 250 del sábado por la noche presentada por Instacart. Entre los adelantamientos totales en pista en el evento de 250 vueltas en Iowa Speedway, Ferrucci representó el 14,3 por ciento de ellos.

McLaughlin consigue su primer victoria en óvalos en Iowa

Sí, Scott McLaughlin quería ganar la carrera de la NTT INDYCAR SERIES del sábado en Iowa Speedway, pero después de hacerlo reconoció que quería algo mucho más, algo que ha estado buscando ganar desde que llegó a los EE. UU. hace casi cuatro años.