Palou lanza la misión de Mayo con la victoria en el Sonsio Grand Prix

Compartí este artículo

Alex Palou coronó un comienzo perfecto del Mes de Mayo al ganar el Sonsio Grand Prix este sábado y largando desde la pole en el autódromo del Indianápolis Motor Speedway.

Palou, campeón reinante de la SERIE NTT INDYCAR, condujo su Honda No. 10 DHL Chip Ganassi Racing Honda a la victoria aventajando por 6s6106 al No. 12 Verizon Business Team Penske Chevrolet del también dos veces campeón de la serie Will Power. Fue su segunda victoria consecutiva en este evento en el circuito de 14 curvas y 2,439 millas en IMS, que sirve de previa para las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge en el óvalo de 2,5 millas.

VER: Resultados de la carrera

«Fue una victoria increíble», dijo Palou. “Es fantástico ganar dos veces consecutivas y vamos a continuar haciéndolo este Mayo. Una victoria ayuda mucho, especialmente si es largando desde la pole. Y la forma en que la ganamos. Vamos a celebrar, seguro, pero esta tarde vamos a centrarnos en lo grande”.

Las prácticas para la edición 108 de las 500 Millas de Indianápolis presentada por Gainbridge comienza el martes y continúa el próximo fin de semana con la clasificación PPG Presents Armed Forces. La carrera será el domingo 26 de mayo.

El español Palou obtuvo la décima victoria de su carrera y la primera en un evento con puntos de la temporada, ya que también ganó el The Thermal Club $1 Million Challenge (sin puntos) en el mes de marzo. También subió a la punta del campeonato NTT INDYCAR SERIES, donde se ubica 12 puntos por encima de Will Power, quien terminó segundo por tercera vez en cuatro carreras esta temporada.

“Es lo que teníamos disponible”, dijo Power sobre el segundo puesto. “Sí, te cansas de terminar segundo. Ay dios mío. Simplemente estás compitiendo contra gente muy dura y si no eres exactamente perfecto, no ganarás. No fui exactamente perfecto en la clasificación y no gané”.

Christian Lundgaard tomó la delantera de Palou en la primera vuelta de la carrera de 85 vueltas, pero terminó tercero en el Hy-Vee Honda No. 45 inscrito por Rahal Letterman Lanigan Racing, consiguiendo su mejor resultado esta temporada.

«Hoy necesitábamos un poco de suerte», dijo Lundgaard. “Creo que hicimos todo lo que pudimos en los dos primeros stints para asegurarnos de que el No.45 Hy-Vee Honda tuviera una oportunidad. Palou realmente se lo merecía hoy”.

Chip Ganassi Racing ocupó tres de los cinco primeros lugares, ya que el seis veces campeón de la serie Scott Dixon terminó cuarto en el No. 9 PNC Bank Chip Ganassi Racing Honda y Marcus Armstrong fue quinto en el No. 11 IU Simon Cancer Center Honda. El equipo Ganassi ha ganado las tres últimas carreras en el autódromo del IMS, ya que Palou repitió como vencedor de esta prueba y Dixon se llevó el Gran Premio Gallagher el pasado mes de agosto.

Colton Herta, quien ingresó a este evento en la punta del torneo, se recuperó desde el vigésimo cuarto puesto de salida para terminar séptimo en el No.26 Gainbridge Honda presentado por Andretti Global con Curb-Agajanian, a pesar de que su compañero de equipo Marcus Ericsson lo corrió de la pista al principio. Luego de esta carrera, el estadounidense quedó cuarto en el campeonato, a 25 puntos de Palou.

Lundgaard tomó la delantera en la curva 2 de la primera vuelta, en lo que fue uno de los 13 cambios de líder, todo un récord para este evento, y se mantuvo al frente hasta hacer su primera parada en boxes en la vuelta 19 junto con Palou, que iba segundo después de que Power hiciera su primera parada en la vuelta 18.

Eso preparó el escenario para una pelea táctica a tres bandas que se centró tanto en estrategas y equipos de boxes como en pilotos durante el resto de la carrera.

Las paradas decisivas se produjeron al final del segundo stint. Power entró en boxes al final de la vuelta 39, intentando socavar al líder Lundgaard, quien hizo su parada en la siguiente vuelta en reacción a la sorpresiva detención temprana de Power.

Parecía que el piloto de Penske, avanzando por la recta delantera con neumáticos Firestone Firehawk calientes, podría adelantar a Lundgaard cuando este saliera de boxes en la vuelta 40. Pero el No. 28 Delaware Life Honda de Ericsson estaba entre Lundgaard y Power, permitiendo que el piloto del No.45 Hy-Vee Honda mantuviera la ventaja.

Mientras tanto, Palou se detuvo en la vuelta 41 con una estrategia de overcut y salió de boxes por delante de Lundgaard. Cuando el resto del campo realizó sus paradas, Palou se encontró al frente en la vuelta 45 y aumentó constantemente su brecha sobre Lundgaard.

“Cometí un error en esa salida, perdí nuestra primera posición por la que luchamos tan duro en la clasificación”, dijo Palou. «Pero todos los miembros del equipo, los ingenieros y los mecánicos hicieron un trabajo increíble en boxes, y sólo teníamos que tratar de obtener el rendimiento que tuvimos durante todo el fin de semana en el No. 10 DHL Honda».

La mayor parte de los 27 autos hicieron sus últimas paradas entre las vueltas 62-65. Palou tomó la delantera definitivamente en la vuelta 65, pero sus rivales tuvieron una oportunidad más de pasarlo cuando el único período de bandera amarilla de la carrera se produjo en la vuelta 66 tras el trompo del novato Luca Ghiotto en la curva 10 en el No. 51 Dale Coyne Racing Honda.

Pero Palou se alejó en el reinicio de la vuelta 68 y pisó el acelerador a fondo para asegurar la victoria. Hizo la vuelta más rápida de la carrera mientras lideraba en la vuelta 72 y nunca fue desafiado hasta alcanzar la bandera a cuadros.

https://youtu.be/INosNneuWrc

Texto original: Paul Kelly, indycar.com

Voces del paddock: Ferrucci al ataque en Iowa

Santino Ferrucci fue el protagonista de la Hy-Vee Homefront 250 del sábado por la noche presentada por Instacart. Entre los adelantamientos totales en pista en el evento de 250 vueltas en Iowa Speedway, Ferrucci representó el 14,3 por ciento de ellos.

McLaughlin consigue su primer victoria en óvalos en Iowa

Sí, Scott McLaughlin quería ganar la carrera de la NTT INDYCAR SERIES del sábado en Iowa Speedway, pero después de hacerlo reconoció que quería algo mucho más, algo que ha estado buscando ganar desde que llegó a los EE. UU. hace casi cuatro años.