O’Ward desconsolado pero no derrotado

Compartí este artículo

Un día largo, un mes más largo y la angustia, nuevamente, de no poder ganar 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge. Todas esas sensaciones se adueñaron de Pato O’Ward en el atardecer del domingo en el Indianapolis Motor Speedway.

Antes de descender por completo de su No. 5 Arrow McLaren Chevrolet, quien terminó segundo en las “500” bajó la cabeza sobre su auto y liberó todo lo que llevaba dentro.

«Había mucha humedad allí», dijo O’Ward sobre las lágrimas en su casco. “No quería quitármelo todavía. (Yo) sólo quería calmarme un poco”.

El popular piloto de 25 años había luchado con muchas cosas en su último viaje a Indianápolis (una montaña rusa emocional, dijo). Comenzó con una gripe a principios de mes, cuando la fiebre lo consumió durante cinco noches. En la práctica del lunes después de la clasificación, O’Ward sintió que su auto era muy poco competitivo para considerar la idea de luchar por la victoria del domingo. Después de la primera parada en boxes, ocupaba el puesto 15 en el orden.

Y, sin embargo, mientras avanzaba por la recta final de la última vuelta, su oportunidad de ganar finalmente “El mayor espectáculo de las carreras” se evaporó.

De nuevo.

Sucedió por primera vez en 2022, cuando Marcus Ericsson lo superó llegando a la bandera a cuadros. El año pasado su carrera terminó contra la pared de la curva 3 en la vuelta 193, mientras intentaba arrebatarle el segundo lugar al sueco. Y luego llegó el domingo, cuando perdió el liderato ante Josef Newgarden en la última vuelta.

Tan cerca sólo para ver escapar la gloria.

«Es difícil expresarlo con palabras», dijo O’Ward. “Estoy orgulloso del trabajo que hicimos hoy. Nos recuperamos. Retrocedimos (en el orden), avanzamos, retrocedimos. Algunas personas simplemente manejaban como maníacas. Estuvimos muchas veces cerca de terminar mal carrera y otra vez quedamos muy cerca de ganarla.”

«Tan (malditamente) cerca».

O’Ward tomó la delantera sobre Newgarden con la bandera blanca y pensó que podía contenerlo, pero el piloto del equipo Penske mantuvo el pie firme en la curva 3 y se abrió paso por el lado externo. O’Ward intentó defenderse, pero se quedó sin tiempo. La diferencia entre ambos fue de 0s3417, una eternidad cuando se trata de colocar el rostro en el Trofeo Borg-Warner.

En lugar de O’Ward, quien volverá a figurar será Newgarden.

«Es simplemente desgarrador», dijo O’Ward. «Dos curvas nos faltaron».

O’Ward mencionó que los pilotos tienen pocas oportunidades de ganar las «500», y esta fue su quinta consecutiva. Terminó sexto, cuarto y segundo en sus primeras tres carreras antes de que la del año pasado terminara antes por un accidente.

El de este domingo se convirtió en el undécimo segundo puesto de su todavía joven carrera. Seis de ellos detrás de Newgarden.

«Realmente pienso que hice todo lo que estuvo a mi alcance para lograrlo», dijo O’Ward sobre la victoria.

Fue doloroso ver a O’Ward luchar con sus emociones, pero dijo que estaba bien.

Texto original: Curt Cavin, indycar.com

“En esta carrera intervienen muchas cosas”, dijo. “Creo que soy alguien que lleva el corazón en la mano. Realmente no escondo nada. Es sólo cuando has estado tan cerca y simplemente no parece… parece que no puedes hacerlo bien, es solo mucha emoción, diría yo.”

“Creo que de alguna manera he descifrado un código (en Indy) y sé cómo posicionarme para ganar esta carrera. Sé que puedo hacerlo y sé cómo proteger un buen resultado cuando tal vez la victoria no esté en mis cartas”.

Dijo Zak Brown, director del equipo Arrow McLaren: “Mantén la cabeza en alto. Obviamente, es un poco frustrante terminar segundo de nuevo. Vamos a conseguir esa victoria. Está a la vuelta de la esquina”.

Newgarden tardó 12 años en lograr finalmente abrirse paso a la victoria en el IMS, y ahora lo ha logrado por segunda vez, 12 meses después. Quizás pueda sucederle lo mismo a O’Ward. Scott Dixon, ganador de 2008 y tercer clasificado el domingo, cree que sí.

«No creo que Pato hubiera podido hacer nada diferente aparte del momento (en que superó a Newgarden)», dijo Dixon. “Podría haberle cambiado el lugar media vuelta y eso quizás habría cambiado el resultado.”

“Pero si no le hubiera dado (a Newgarden) el espacio, ambos se habrían estrellado”.

Dixon entendió las emociones de O’Ward. Él también terminó segundo en las “500”; de hecho, tres veces.

“Como he dicho muchas veces, terminar segundo es como terminar último en este lugar”, dijo. “Estará bien. Tiene mucho tiempo por delante”.

Texto original: Curt Cavin, indycar.com

Resumen de pruebas: Indy NXT Milwaukee

Veinte pilotos de la INDY NXT by Firestone se prepararon para las Milwaukee 100 del 31 de agosto próximo realizando pruebas el miércoles 12 de junio en el histórico Milwaukee Mile.