Falleció Cale Yarborough, cuatro veces participante de las Indy 500 y leyenda de NASCAR

Compartí este artículo

Cale Yarborough, quien participó en cuatro oportunidades en las 500 Millas de Indianápolis a lo largo de su legendaria carrera ganadora de campeonatos en NASCAR, murió este 31 de diciembre en su Carolina del Sur natal. Tenía 84 años.

Yarborough fue uno de los mejores pilotos de stock cars de la historia, ganando tres campeonatos consecutivos de la Copa entre 1976 y 1978. Sus 83 victorias lo ubican en el sexto lugar en la lista de victorias de todos los tiempos de la NASCAR Cup.

Entre los logros de su carrera se encuentran cuatro victorias en las 500 Millas de Daytona, en 1968, 1977, 1983 y 1984. Pero el ferozmente decidido Yarborough ganó la misma fama y ayudó a lanzar las carreras de autos stock a la trascendencia nacional en las 500 Millas de Daytona de 1979, cuando peleó con los hermanos Donnie y Bobby Allison en el sector interno de la curva 3 después de que Yarborough y Donnie Allison chocaran entre sí mientras se batían en duelo por la victoria en la última vuelta.

Antes de alcanzar el estrellato en NASCAR mientras conducía para el legendario Junior Johnson a mediados de la década de 1970, Yarborough demostró su versatilidad compitiendo en carreras de autos de fórmula.

Yarborough hizo su primera largada en las 500 Millas de Indianápolis en 1966, conduciendo para Rolla Vollstedt. Yarborough fue tomado por sorpresa por la multitud que asistió a los días de clasificación en mayo en el Indianapolis Motor Speedway y se quedó atrapado en el tráfico camino a la pista para el primer día de clasificación. Terminó estacionando su auto en el patio de un residente local y caminando hacia la pista, calificando en el puesto 24 en el No. 66 Jim Robbins Vollstedt/Ford.

Pero su carrera de clasificación de cuatro vueltas ese año duró más que su carrera. El coche de Yarborough fue uno de los 11 involucrados y eliminados en un accidente en la primera vuelta que provocó un retraso de casi 90 minutos por bandera roja, y quedó ubicado el puesto 28.

Yarborough regresó con el equipo de Vollstedt en 1967 y terminó 17mo-, completando 176 vueltas. Hizo sus dos últimas largadas en “500” en 1971 y 1972 con el equipo de Gene White, completando 193 vueltas y terminando décimo en 1972 (las mejores posiciones finales de su carrera) en un equipo colorido que también contaba con espíritus joviales afines como Lloyd Ruby y Sam Sessions.

En 1971, Yarborough corrió todo el Campeonato de la USAC con el equipo de White. Logró un mejor resultado, quinto, en Trenton y Michigan, y terminó 16to. en la clasificación en su única temporada completa con autos de fórmula.

Yarborough se retiró como piloto después de la temporada 1988 de la NASCAR Cup y luego se centró en la propiedad de equipos y otros negocios. Su Cale Yarborough Motorsports corrió en la Cup durante la temporada de 1999, y John Andretti le dio al equipo su única victoria en la Pepsi 400 de 1997 en Daytona.

Su inmenso éxito como piloto ayudó a Yarborough a ser consagrado en el Salón de la Fama de los Deportes de Motor Internacional, el Salón de la Fama de los Deportes de Motor de Estados Unidos, el Salón de la Fama de NASCAR y el Salón de la Fama de Carolina del Sur. Fue seleccionado como uno de los 50 mejores pilotos de NASCAR en 1998 y uno de sus 75 mejores pilotos en 2023.

Yarborough fue un excelente atleta antes de centrarse en las carreras al final de su adolescencia. Fue una estrella del fútbol americano en la escuela secundaria y jugó fútbol semiprofesional en su Carolina del Sur natal, y también fue boxeador de los Guantes de Oro.

Texto original: Paul Kelly, indycar.com

Voces del paddock: Ferrucci al ataque en Iowa

Santino Ferrucci fue el protagonista de la Hy-Vee Homefront 250 del sábado por la noche presentada por Instacart. Entre los adelantamientos totales en pista en el evento de 250 vueltas en Iowa Speedway, Ferrucci representó el 14,3 por ciento de ellos.

McLaughlin consigue su primer victoria en óvalos en Iowa

Sí, Scott McLaughlin quería ganar la carrera de la NTT INDYCAR SERIES del sábado en Iowa Speedway, pero después de hacerlo reconoció que quería algo mucho más, algo que ha estado buscando ganar desde que llegó a los EE. UU. hace casi cuatro años.