Search
Close this search box.

Lindsay Brewer marca el ejemplo para las jóvenes con una gran energía

Nota: El miércoles 7 de febrero es el Día Nacional de las Niñas y Mujeres en el Deporte.

El club de pilotos que ha corrido en las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge desde su carrera inaugural en 1911 es pequeño, con solo 795 miembros en los últimos 112 años.

Pero hay un grupo aún más exclusivo en torno a “El mayor espectáculo de las carreras”: sólo nueve pilotos mujeres han tenido, al menos, una participación.

INDYCAR espera que iniciativas como el Día Nacional de las Niñas y Mujeres en el Deporte (7 de febrero) ayuden a crear conciencia de que la NTT INDYCAR SERIES y la INDY NXT de Firestone dan la bienvenida a las pilotos, con el objetivo que la cantidad de mujeres con al menos una largada en las “500” alcance pronto los dos dígitos.

Lindsay Brewer espera ser una de esas pilotos.

Brewer, nativa de Denver que vive en Los Ángeles, conducirá para Juncos Hollinger Racing durante la próxima temporada de 14 carreras de INDY NXT by Firestone después de competir la temporada pasada en USF Pro 2000. Es la primera mujer estadounidense en correr una temporada completa en la categoría de desarrollo de INDYCAR desde Leilani Munter en 2007.

“Conducir en el nivel más alto de carreras de autos de fórmula en los EE. UU. ha sido un sueño para mí desde que era una niña” destacó Brewer. “Poder dar este paso y conducir INDY NXT no sólo es emocionante para mí, sino también un sueño hecho realidad”.

“Representar a Estados Unidos y a las mujeres en una temporada completa en este nivel del automovilismo es algo de lo que puedo estar orgulloso y es una motivación para trabajar tan duro”.

Este camino comenzó cuando Brewer, de 26 años, tenía 11. Estaba en una fiesta en una pista de karts. En su primera vez conduciendo un kart, venció a todos los presentes, incluidos los adultos.

Ese momento llevó a su padre a comprarle un kart mini max. Un año después, en su primera temporada compitiendo en una categoría profesional, ganó un campeonato regional. La carrera deportiva de Brewer progresó y, en 2017, estaba a punto de conseguir un lugar en la USF2000.

Pero su patrocinador se fue, dejándola sin nada de lo planeado.

Ese momento llevó a Brewer a la universidad en San Diego State, presionando el botón de pausa en las carreras mientras obtenía un título de cuatro años. Muchos pilotos que se toman un largo descanso de las carreras nunca regresan.

Brewer no quería convertirse en un número más de esa estadística. Su deseo nunca disminuyó.

“Sentía un vacío cuando no estaba corriendo, como si me faltara una parte de mí” dijo Brewer.

Pero ella estaba estancada. Su familia carecía de financiación o conexiones deportivas para devolverla a un asiento. Entonces, profundizó y decidió crear una marca.

Al crear una identidad y obtener un gran número de seguidores en las redes sociales, ayudó a abrir una nueva vía para conseguir financiación que la ayudara a regresar a las carreras, con el objetivo de llegar a la NTT INDYCAR SERIES y las 500 Millas de Indianápolis.

“Sé que tengo el talento” afirmó. “Si puedo obtener financiación a través de las redes sociales, así es como es. Voy a aprovechar la oportunidad, estaré agradecido por ello y trabajaré muy duro para lograrlo”.

Atraer patrocinadores a través de las redes sociales ha generado ideas erróneas sobre ella. Los lee y está al tanto de los comentarios. Pero también hay una segunda cara de esa historia.

“Sé que he ascendido muy rápido y sé que algunas personas no creen que merezco estar aquí sólo porque no soy la más rápida en la pista. Al final del día, a todos nos encanta el deporte. A todos nos encantan las carreras y nos apasionan”.

Después de graduarse de San Diego State, se mudó a USF Pro 2000. Mientras estaba en este camino, se dio cuenta de que todavía había obstáculos en el camino hacia el éxito. Sabía que tenía que pasar más tiempo en el gimnasio para soportar los rigores de coches más potentes y con mayor carga aerodinámica, un desafío al que se enfrentan todos los conductores.

“Mi mayor revés fue mi fuerza física y ​​sé que eso afecta mi ritmo” reconoció. “Pensé: ‘Sé que puedo llegar a este vértice, pero no podía girarlo y estaba arruinando la curva. Y pienso que esto es muy frustrante porque sé que soy más lenta debido a mi fuerza.’

“Creo que eso cambió algo internamente donde he estado sin parar en el gimnasio”.

La fuerza física adicional la ayudó a adaptarse y mejorar en su prueba inicial de INDY NXT by Firestone con Juncos Hollinger.

“He superado esto entrenando duro” sostuvo Brewer.

El otro obstáculo que contribuyó a que los resultados fueran inferiores a los que deseaba en USF Pro 2000 fue su presupuesto limitado. Antes de esta temporada, Brewer dijo que no podía arriesgarse a un accidente debido a la falta de fondos para cubrir daños graves.

Eso ya no es un problema. Tiene presupuesto para cubrir ese riesgo.

“Este año mi objetivo es ser un poco más agresiva porque en el pasado, soy una piloto muy agresiva, realmente lo soy” aseguró. “Y es por eso que la gente dice, una vez que te pones el casco, eres como una persona diferente. Por eso, estoy emocionada de volver a tener esa mentalidad. Creo que no soy demasiada agresiva, pero sí un poco más agresiva y no dejo que ninguno de los muchachos me presione”.

Una vez superados esos obstáculos, Brewer espera que su plataforma como piloto a un paso de la NTT INDYCAR SERIES y las 500 Millas de Indianápolis pueda inspirar a las jóvenes a verla como un ejemplo, un modelo a seguir.

“Estás mostrando a las mujeres que pueden hacer esto” destacó.

Es por eso que Brewer vive según el mantra: “Nada importa a menos que devuelvas algo”.

Ella sabe que esta empresa no se trata sólo de ella. Esto es más grande. Se trata de abrir puertas y avenidas para futuras pilotos mientras intenta convertirse en la primera estadounidense en correr en las 500 Millas de Indianápolis desde Danica Patrick en 2018.

“Estoy muy agradecida” sentenció Brewer. “INDYCAR siempre ha sido mi sueño desde pequeña, desde aquel día en la pista de karting. Estar donde estoy ahora ya es como un sueño hecho realidad”.

Texto original: Eric Smith, indycar.com

Titulares

Comparte esta noticia

Obtenga su dosis de velocidad

Suscríbete a Indycar Latinos y recibe notificaciones sobre nuestras nuevas publicaciones