Search
Close this search box.

A Christian Rasmussen le va mejor cuando está bajo extrema presión

Quizás fue apropiado que Christian Rasmussen haya ganado hace pocos días su categoría en las Rolex 24 At Daytona porque su camino hacia la NTT INDYCAR SERIES ha sido todo cuestión de resistencia.

El danés de 23 años llegó a Estados Unidos para desarrollar su currículum deportivo mucho antes que la mayoría de los europeos, y fue un acierto. Ha terminado entre los tres primeros en cada una de sus seis temporadas, logrando 31 victorias en 95 carreras. En sus reconocidos pasos hacia la NTT INDYCAR SERIES, ganó una carrera en cada tres carreras, capturando títulos de temporada en USF2000, Indy Pro 2000 e INDY NXT by Firestone.

Pero ninguno de esos años fue fácil, especialmente la temporada pasada.

Según admitió Rasmussen, estuvo a punto de perder su auto en varias oportunidades debido a la falta de financiación, y si no hubiera estado en la lucha por el campeonato, quizás tal vez no habría podido terminar la temporada con el HMD Motorsports con Dale Coyne Racing. De alguna manera, aguantó.

“Tuvimos que encontrar un presupuesto completo, lo que resultó ser muy difícil”, afirmó. “Salimos adelante, pero no sin problemas”.

“Como tres veces durante el año estuvimos a menos de 24 horas de perder la butaca, lo cual fue difícil. Pero seguimos adelante, lo hicimos realidad y aun así ganamos el campeonato, lo que me llevó a INDYCAR”.

Ahora, Rasmussen se está preparando para una temporada parcial con Ed Carpenter Racing. Rasmussen competirá en autódromos y circuitos callejeros en el Chevrolet GuyCare No. 20 del equipo (Ed Carpenter conducirá en los óvalos) y estará con el tercer auto del equipo en las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge junto con Carpenter y Rinus VeeKay.

La financiación de Rasmussen se remonta a inversores que han creído en su futuro, y también ha añadido un grupo de patrocinadores. Como muchos de los pilotos que han avanzado a través del sistema de apoyo de EE.UU., Rasmussen se ha beneficiado enormemente de los paquetes de premios de avance profesional vinculados a ganar títulos de la categoría.

Para Rasmussen, tres campeonatos ganados le han dado tres oportunidades para la siguiente temporada, incluida ésta. No se puede exagerar la presión que conlleva competir cuando está en juego la financiación para tener la oportunidad de seguir conduciendo. Haber terminado tercero en INDY NXT de Firestone en 2022 hizo que armar el presupuesto del año pasado fuera particularmente desafiante.

“Por eso el año pasado fue muy difícil para nosotros, porque fue la primera vez en mucho tiempo que no teníamos una beca, o yo no tenía una beca” comentó.

Una temporada de 14 carreras es una especie de marcha de resistencia, y Rasmussen tuvo que mantener el rumbo después de una primera mitad del año pasado poco espectacular. Obtuvo un triunfo en solamente una competencia en las primeras siete, en la segunda carrera del Barber Motorsports Park, y estaba detrás de Nolan Siegel por 16 puntos en las posiciones del campeonato de la INDY NXT by Firestone luego del Grand Prix de Mid-Ohio del 2 de julio.

Rasmussen sabía que tenía trabajo que hacer en la segunda mitad del año para obtener el paquete financiero que le facilitara el avance profesional para 2024, y lo logró. Durante las siguientes siete carreras, ganó cuatro veces y añadió un segundo puesto para acumular 140 puntos. La ventaja final de Rasmussen sobre Hunter McElrea, quien ocupó el segundo lugar, al final del año fue de 65 puntos.

Los beneficios financieros que conllevaba el título proporcionaron alivio a Rasmussen.

“Quitarme de encima esa carga financiera es muy, muy grande” destacó. “Y sí, tengo muchas ganas de empezar a competir, concentrarme en mis tareas y mejorar”.

Rasmussen hará su debut en la NTT INDYCAR SERIES en el Gran Premio Firestone de St. Petersburg el 10 de marzo, y debido a que las “500” es el único evento en óvalos hasta mediados de julio, debería tener muchas oportunidades para brillar.

Siempre conocido por su velocidad en una sola vuelta, Rasmussen intentará hacer lo que hizo para completar la victoria en la clase Rolex 24 en LMP2 para Era Motorsport: llevar este auto a casa con éxito. Lo habrá hecho si es piloto a tiempo completo en la NTT INDYCAR SERIES en 2025.

“Obviamente el objetivo siempre es correr toda la temporada, pero estoy muy agradecido por la oportunidad de correr en circuitos urbanos y en autódromos (este año)”, dijo Rasmussen. “Ya veremos. Creo que hay mucho que aprender cuando entras en INDYCAR, por lo que tener que centrarte sólo en ese tipo de trazados podría ser algo bueno”.

Entonces, hay dos objetivos: aprender este año y ser un participante más el próximo año. Una vez más, es una carrera de resistencia para el piloto de Copenhague.

“Por ahora, me concentraré en las cartas que me han repartido y veré adónde me llevan” sentenció.

Texto original: Curt Cavin, indycar.com

Titulares

Comparte esta noticia

Obtenga su dosis de velocidad

Suscríbete a Indycar Latinos y recibe notificaciones sobre nuestras nuevas publicaciones